21/03/2012

Aleaciones de titanio

Las aleaciones de titanio ofrecen una excepcional relación fuerza-peso, combinada con una óptima resistencia a la corrosión. Son tan resistentes como el acero, pero sólo con un 40 por ciento de su peso y el doble de resistencia que el aluminio, pero sólo un 60 por ciento más de peso

Su importancia ha ido aumentando desde la década de los cincuenta, cuando quedó claro que las aleaciones ligeras disponibles por entonces no responderían a las necesidades cada vez más exigentes de los componentes de los motores y de las células de avión. Se prevé que siga aumentando el uso de aleaciones de titanio para partes estructurales, los trenes de aterrizaje y otros componentes. También está aumentando en aeronáutica el uso de materiales compuestos, sobre todo CFRP.Ofrecen una alta relación fuerza-peso, resistencia a la corrosión y baja expansión térmica y sus propiedades pueden modificarse para que se ajusten a aplicaciones específicas. CFRP se utiliza generalmente para largueros de alas y para recubrimientos de alas y fuselajes. Los compuestos se crean con fibra dispuesta en una matriz de plástico. Las fibras también pueden utilizarse en forma de tejido sin ninguna matriz. La mitad de la estructura principal del Boeing 787 Dreamliner, incluido el fuselaje y las alas, está fabricada con compuestos. ¿Por qué resultan difíciles de mecanizar todos estos materiales? La resistencia a la alta temperatura de las superaleaciones y el titanio hacen que sean materiales más rígidos y duros a la temperatura de corte, lo que generan mayores fuerzas en los filos de corte de las herramientas y esto produce deformaciones y astillamiento. Estos materiales generan más calor al doblarse (durante la formación de la viruta) y su conductividad térmica es baja, por lo que las temperaturas de corte llegan a niveles muy altos. Esto hace que sea más difícil romper las virutas, ya que aumenta la resistencia a la alta temperatura, la dureza y la ductilidad del material

 

<<< Volver